Ricardo Mastachi Torres

 

Odoo CMS - a big picture


Día con día, la tecnología avanza a pasos agigantados y nos presenta nuevos procesadores, tarjetas de video, dispositivos móviles, etcétera, los cuales han permitido un gran avance en todos los campos de la ciencia. Pero ¿de dónde surgió esto?, no fue solo gracias a la miniaturización de los circuitos electrónicos o al aumento de capacidad de procesamiento, sino que fue posible gracias a las baterías y no, no estoy hablando del conocido instrumento de percusión del Rock and Roll. 

Si quieres saber más sigue leyendo.

¿Qué es una batería?

La batería eléctrica es un dispositivo que consiste en una o más celdas electroquímicas, capaces de obtener energía de una reacción química, existen dos tipos de celdas: galvánica y electrolítica. La primera transforma una reacción química espontánea en una corriente eléctrica como en las pilas y baterías comunes.Las segundas transforman a corriente eléctrica una reacción química de oxidación-reducción. En muchas de estas reacciones se descompone una sustancia por lo que el proceso recibe el nombre de electrólisis.Cada celda consta de dos electrodos, un cátodo (terminal positiva) y un ánodo (terminal negativa), aparte están los electrolitos que permiten que los iones se muevan entre los electrodos, facilitando el flujo de energía fuera de la batería para llevar a cabo su función.

Tipos de baterías

Los tipos más comunes de batería son: de ácido-plomo, que podemos encontrar en el automóvil,  de níquel-hidruro usadas en controles remotos o en juguetes eléctricos, o de iones de litio (Li-ion) que se utiliza en teléfonos celulares y la batería de polímero de litio (LiPo) que tienen los drones, tablets y algunos dispositivos bluetooth


Baterías tipo Li-Po y sus características

A las baterías les debemos el avance de la tecnología móvil  ya que permiten un tiempo prolongado de uso sin necesidad de recargar; actualmente la  más poderosa a nuestra disposición es la tipo Li-Po, debido a sus características que superan a las demás, por ejemplo el tiempo de carga de esta es entre 1 hora y 1 hora y media. Se puede recargar más de 5000 veces y por cada mes se descarga un 10 % de su carga total mientras que las de níquel-hidruro se descargan 30% y las de coche tienen un porcentaje menor de descarga pero  un número de recargas de 1000 y un tiempo de carga de 8 a 16 horas. 

Las baterías tipo Li-Po se encuentran en la mayoría de nuestros dispositivos móviles, como en nuestro celular, tabletas, computadoras, consolas portátiles, wearables, etc; su voltaje y corriente varía dependiendo de la cantidad de celdas que tenga, una de las ventajas de utilizarlas es que tiene una gran cantidad de energía en un espacio reducido,debido a que el electrolito volátil se utiliza exclusivamente en estas, la batería puede llegar a incendiarse, inflamarse o explotar, estas deben de tener un cuidado único y adecuado para que duren mucho más tiempo. Al igual que con todas las baterías la carga, la descarga y el almacenamiento afecta la esperanza de vida de la batería.

Mientras sigan existiendo los  dispositivos móviles y vayan mejorando sus prestaciones con el tiempo, las baterías irán mejorando hasta que se considere obsoleta o alcancemos su tope tecnológico, podrían reemplazarse por los súper capacitores o cualquier tipo de almacenamiento de energía más eficiente, como el grafeno. Y quizá esa tecnología ya existe esperando su distribución, pues como dice William Gibson: “El futuro ya existe, sólo que no está uniformemente distribuido”

Compartir